Las aves que conocemos
Entre las aves del vuelo encontramos al atractivo grupo de los pingüinos los que en los estudios de ornitología, de los que se hacen referencias en las bibliografías, se agrupan por sí solos en la familia de aves llamada Spheniscidae del orden Sphenisciformes. Estas aves pasan la mayor parte del tiempo nadando en el agua, tienen las extremidades superiores las tienen transformadas en aletas. En tierra, a donde van a anidar, pueden caminar lo cual hacen manteniéndose erectos ya que tienen las patas en la parte posterior del cuerpo. Otros nombres usados en los pingüinos: pájaro bobo, pájaro niño. Algunas de las especies: El Pingüino Real (Eudyptes schlegeli) es natural de los mares al sur de Australia y de Nueva Zelanda. El Pingüino Rey (Aptenodytes patagonicus) circumpolar del hemisferio Sur. El Pingüino Emperador (Aptenodytes forsteri) también circumpolar del hemisferio Sur.

Entre las aves del vuelo encontramos al atractivo grupo de los pingüinos los que en los estudios de ornitología, de los que se hacen referencias en las bibliografías, se agrupan por sí solos en la familia de aves llamada Spheniscidae del orden Sphenisciformes. Estas aves pasan la mayor parte del tiempo nadando en el agua, tienen las extremidades superiores las tienen transformadas en aletas. En tierra, a donde van a anidar, pueden caminar lo cual hacen manteniéndose erectos ya que tienen las patas en la parte posterior del cuerpo. Otros nombres usados en los pingüinos: pájaro bobo, pájaro niño. Algunas de las especies: El Pingüino Real (Eudyptes schlegeli) es natural de los mares al sur de Australia y de Nueva Zelanda. El Pingüino Rey (Aptenodytes patagonicus) circumpolar del hemisferio Sur. El Pingüino Emperador (Aptenodytes forsteri) también circumpolar del hemisferio Sur.

El Cisne Vulgar ( Cygnus olor) también llamado Cisne Mudo, aunque no es del todo mudo. Fotos del Cisne Vulgar (Cygnus olor) en el río Támesis, Inglaterra.

El Cisne Vulgar ( Cygnus olor) también llamado Cisne Mudo, aunque no es del todo mudo. Fotos del Cisne Vulgar (Cygnus olor) en el río Támesis, Inglaterra.

En las Cigüeñas y sus parientes encontramos las Cigüeñas, las Garzas, las Espátulas, las Ibis y el Pico Zapato. Todas estas aves tienen el pico y las patas relativamente largos. También se incluye el Ave Martillo aquí, que no tiene el pico y las patas tan largos pero sí se asemeja en forma a estas otras aves. Las Espátulas (Subfamilia Plataleinae, en orden filogenético y bibliografía) son aves del mismo tamaño, o un poco más grande, que sus parientes las ibis. En las Américas tenemos la suerte de poder ver en la naturaleza a un miembro de este grupo. La Espátula Rosada, con su atractivo plumaje color rosa con ciertas sombras amarillas. Esta espátula la encontramos en la mayor parte del Nuevo Mundo. Europa y el resto del Viejo Mundo también poseen sus variedades de estas aves con un plumaje predominantemente blanco.
La Espátula Rosada (Platalea ajaja), foto de la cual acompaña este texto, cría en colonias no muy grandes de su propia especie. Construyen los nidos de ramas en los arbustos y mangles, algo escondidos y no muy lejos del agua. Los dos padres aportan a la construcción del nido y atienden a los pichones. Anidan una vez por año, si la nidada se pierde durante la incubación es posible que la pareja vuelva a tratar esa misma temporada. La nidada consiste de dos a cuatro, es posible que de uno a cinco, huevos blancos con pintas de color castaño rojizo. La incubación se toma de 22 a 24 días y es efectuada por los dos padres. Los pichones nacen con plumones y los ojos abiertos pero permanecen en el nido y son alimentados por los padres por varias semanas, no son activos al nacer como los pollitos y paticos. Al salir del huevo tienen el pico recto y algo puntiagudo, con el transcurso de las semanas adquiere la forma de cuchareta. Los pichones dependen de los padres de las cinco a seis semanas después de nacidos.

En las Cigüeñas y sus parientes encontramos las Cigüeñas, las Garzas, las Espátulas, las Ibis y el Pico Zapato. Todas estas aves tienen el pico y las patas relativamente largos. También se incluye el Ave Martillo aquí, que no tiene el pico y las patas tan largos pero sí se asemeja en forma a estas otras aves. Las Espátulas (Subfamilia Plataleinae, en orden filogenético y bibliografía) son aves del mismo tamaño, o un poco más grande, que sus parientes las ibis. En las Américas tenemos la suerte de poder ver en la naturaleza a un miembro de este grupo. La Espátula Rosada, con su atractivo plumaje color rosa con ciertas sombras amarillas. Esta espátula la encontramos en la mayor parte del Nuevo Mundo. Europa y el resto del Viejo Mundo también poseen sus variedades de estas aves con un plumaje predominantemente blanco.

La Espátula Rosada (Platalea ajaja), foto de la cual acompaña este texto, cría en colonias no muy grandes de su propia especie. Construyen los nidos de ramas en los arbustos y mangles, algo escondidos y no muy lejos del agua. Los dos padres aportan a la construcción del nido y atienden a los pichones. Anidan una vez por año, si la nidada se pierde durante la incubación es posible que la pareja vuelva a tratar esa misma temporada. La nidada consiste de dos a cuatro, es posible que de uno a cinco, huevos blancos con pintas de color castaño rojizo. La incubación se toma de 22 a 24 días y es efectuada por los dos padres. Los pichones nacen con plumones y los ojos abiertos pero permanecen en el nido y son alimentados por los padres por varias semanas, no son activos al nacer como los pollitos y paticos. Al salir del huevo tienen el pico recto y algo puntiagudo, con el transcurso de las semanas adquiere la forma de cuchareta. Los pichones dependen de los padres de las cinco a seis semanas después de nacidos.

Durante la temporada de anidación a la Garza Blanca (Ardea alba) le crecen unos plumones en la parte posterior del cuerpo. Esta garza la podemos ver en prácticamente todas partes del mundo. Sólo se ausenta de las regiones árticas. Existen ciertas diferencias en su apariencia de acuerdo a la localidad. Estas diferencias se identifican como subespecies y se limitan al color de las patas y el pico; pero el aspecto erguido es el mismo en todas ellas. Algunas poblaciones de Ardea alba que anidan en regiones donde no hay congelación son sedentarias (que se mantienen en la misma área general todo el año). Otras poblaciones, que anidan en zonas de congelación y también en zonas que no se congelan, después que crían se trasladan a otras regiones. Se alimenta de peces, anfibios y reptiles que logra atrapar. Complementa su dieta con pequeños mamíferos, pequeñas aves, crustáceos, moluscos, insectos y lombrices. Se le ve parada o caminando lentamente en la orilla de los ríos y lagos, y en los estuarios de poca profundidad. Es posible que pesque desde afuera del agua o internándose donde la profundidad sea desde apenas la tierra húmeda hasta donde el agua le de por el pecho. A menudo la vemos pescando sola o en grupos de su propia especie, al igual que en compañía de otras garzas blancas y aves acuáticas. Aunque es algo problemática cuando pesca en compañía de otras aves porque le gusta robarse lo que las otras pescan, y entre ellas mismas es usual que cuando se acercan mucho ocurran conflictos.”…

Durante la temporada de anidación a la Garza Blanca (Ardea alba) le crecen unos plumones en la parte posterior del cuerpo. Esta garza la podemos ver en prácticamente todas partes del mundo. Sólo se ausenta de las regiones árticas. Existen ciertas diferencias en su apariencia de acuerdo a la localidad. Estas diferencias se identifican como subespecies y se limitan al color de las patas y el pico; pero el aspecto erguido es el mismo en todas ellas. Algunas poblaciones de Ardea alba que anidan en regiones donde no hay congelación son sedentarias (que se mantienen en la misma área general todo el año). Otras poblaciones, que anidan en zonas de congelación y también en zonas que no se congelan, después que crían se trasladan a otras regiones. Se alimenta de peces, anfibios y reptiles que logra atrapar. Complementa su dieta con pequeños mamíferos, pequeñas aves, crustáceos, moluscos, insectos y lombrices. Se le ve parada o caminando lentamente en la orilla de los ríos y lagos, y en los estuarios de poca profundidad. Es posible que pesque desde afuera del agua o internándose donde la profundidad sea desde apenas la tierra húmeda hasta donde el agua le de por el pecho. A menudo la vemos pescando sola o en grupos de su propia especie, al igual que en compañía de otras garzas blancas y aves acuáticas. Aunque es algo problemática cuando pesca en compañía de otras aves porque le gusta robarse lo que las otras pescan, y entre ellas mismas es usual que cuando se acercan mucho ocurran conflictos.”…

De algunas palabras que son usadas, o que han sido usadas, en la comunicación local o general en Cuba o por los cubanos, con citas al Léxico Mayor de Cuba por Esteban Rodríguez Herrera editado en 1958 por Editorial Lex, La Habana, Cuba y otras referencias del idioma español en Cuba. En referencia las palabras que comienzan con la letra C o la letra F nos referimos a la palabra: Corúa: “Cita de Léxico Mayor de Cuba por Esteban Rodríguez Herrera Volumen I. editado en 1958 por Editorial Lex, La Habana, Cuba. Corúa, ep. f. Zool. -Ave acuática muy abundante en Cuba, que vive principalmente en las costas y cayos adyacentes, donde existen manglares. Es ave de pequeño tamaño, parecida al pato, de pico recto, encorvado hacia la punta; cola tiesa, pies palmeados negros; color prieto-verdoso con algunas rayas blanquecinas sobre el cuello; los ojos verdes, de contorno amarillo. Pluma del lomo y de las alas en el medio cenicientas. Se alimenta de sardinas y otros peces pequeños, y así se les ve solos o en familia buscando los cardúmenes para caer sobre ellos. Cuando se tiran al agua nadan y zambullen durante largo rato, alejándose bastante del punto donde zambulleron, quizás si por seguir tras el pez que van persiguiendo. Comen no sólo sardinas, sino calamares también y otras especies marinas, que tragan siempre por la parte de la cabeza. Tiene un formidable enemigo en el Rabihorcado, que la ataca a veces para arrebatarle el producto de su captura. Su voz es áspera, parecida al gruñido del puerco. Su carne no es muy apetitosa, pero a pesar de no ser buena son muchos los que la comen en todas partes procurando quitarle el olor fuerte a marisco que conserva. Camina por el suelo arrastrando la cola, y para levantarse del agua produce algún aleteo, arrastrándose también algo sobre la superficie del agua. De la misma familia de Pelecanidae, género Graculus, Lin., se conocen dos especies en esta Isla: Graculus floridanus (phalacrocorax), Aud., que acabamos de describir, y Graculus mexicanus (Carbo), Brandt., especie más chica que vive sedentaria en la Ciénaga de Zapata y prefiere siempre los lugares de agua dulce. Allí se le ve en los cayos de dicha Ciénaga o a la orilla de los ríos, y lo mismo en lagunas y charcos. De ahí que algunos las conozcan a entrambas por Corúa de mar y Corúa de agua dulce. Se parece bastante a la especie anterior en el modo de pescar, en su voz, en su vuelo y en el modo de anidar. No se le ha visto en las otras Antillas, pero sí en Tejas. El adulto de la especie se describe como “de plumaje, a excepción de las alas, de un hermoso negro con lustre verdoso; unas plumitas largas blancas forman una ceja, otras forman una raya corta desde la oreja hacia atrás y algunas aisladas a los lados del pescuezo. Debajo del ojo empieza el borde blanco de la membrana desnuda de la garganta, extendiéndose detrás del ángulo de la boca algo hacia atrás. Las cobijas de las alas son negras con un lustre cobrizo, teniendo el mástil y el borde negro; las remeras y timoneles negras, pico de un color córneo-oscuro, hacia la base de la mandíbula inferior pálido, pies negros, iris verde; la garganta desnuda y el ángulo de la boca parduzco con punticos blancos, éste algo más anaranjado; en los párpados se notan puntos de un azul celeste”…

De algunas palabras que son usadas, o que han sido usadas, en la comunicación local o general en Cuba o por los cubanos, con citas al Léxico Mayor de Cuba por Esteban Rodríguez Herrera editado en 1958 por Editorial Lex, La Habana, Cuba y otras referencias del idioma español en Cuba. En referencia las palabras que comienzan con la letra C o la letra F nos referimos a la palabra: Corúa: “Cita de Léxico Mayor de Cuba por Esteban Rodríguez Herrera Volumen I. editado en 1958 por Editorial Lex, La Habana, Cuba. Corúa, ep. f. Zool. -Ave acuática muy abundante en Cuba, que vive principalmente en las costas y cayos adyacentes, donde existen manglares. Es ave de pequeño tamaño, parecida al pato, de pico recto, encorvado hacia la punta; cola tiesa, pies palmeados negros; color prieto-verdoso con algunas rayas blanquecinas sobre el cuello; los ojos verdes, de contorno amarillo. Pluma del lomo y de las alas en el medio cenicientas. Se alimenta de sardinas y otros peces pequeños, y así se les ve solos o en familia buscando los cardúmenes para caer sobre ellos. Cuando se tiran al agua nadan y zambullen durante largo rato, alejándose bastante del punto donde zambulleron, quizás si por seguir tras el pez que van persiguiendo. Comen no sólo sardinas, sino calamares también y otras especies marinas, que tragan siempre por la parte de la cabeza. Tiene un formidable enemigo en el Rabihorcado, que la ataca a veces para arrebatarle el producto de su captura. Su voz es áspera, parecida al gruñido del puerco. Su carne no es muy apetitosa, pero a pesar de no ser buena son muchos los que la comen en todas partes procurando quitarle el olor fuerte a marisco que conserva. Camina por el suelo arrastrando la cola, y para levantarse del agua produce algún aleteo, arrastrándose también algo sobre la superficie del agua. De la misma familia de Pelecanidae, género Graculus, Lin., se conocen dos especies en esta Isla: Graculus floridanus (phalacrocorax), Aud., que acabamos de describir, y Graculus mexicanus (Carbo), Brandt., especie más chica que vive sedentaria en la Ciénaga de Zapata y prefiere siempre los lugares de agua dulce. Allí se le ve en los cayos de dicha Ciénaga o a la orilla de los ríos, y lo mismo en lagunas y charcos. De ahí que algunos las conozcan a entrambas por Corúa de mar y Corúa de agua dulce. Se parece bastante a la especie anterior en el modo de pescar, en su voz, en su vuelo y en el modo de anidar. No se le ha visto en las otras Antillas, pero sí en Tejas. El adulto de la especie se describe como “de plumaje, a excepción de las alas, de un hermoso negro con lustre verdoso; unas plumitas largas blancas forman una ceja, otras forman una raya corta desde la oreja hacia atrás y algunas aisladas a los lados del pescuezo. Debajo del ojo empieza el borde blanco de la membrana desnuda de la garganta, extendiéndose detrás del ángulo de la boca algo hacia atrás. Las cobijas de las alas son negras con un lustre cobrizo, teniendo el mástil y el borde negro; las remeras y timoneles negras, pico de un color córneo-oscuro, hacia la base de la mandíbula inferior pálido, pies negros, iris verde; la garganta desnuda y el ángulo de la boca parduzco con punticos blancos, éste algo más anaranjado; en los párpados se notan puntos de un azul celeste”…



De las bibliografías en la familia de aves (Scolopacidae) donde se agrupan las agachadizas o becasinas, agujas, agujetas, zarapitos, archibebes, vuelvepiedras, correlimos, andarríos, playeros, faláropos y combatiente. Esta es una de las familias que se le asignan al orden Charadriiformes. La familia de las gaviotas y gaviotines también se asigna a este orden, se le estiman estar emparentados. La Agachadiza Perdiz (Scolopax rusticola) es natural de Europa, norte de África y sureste de Asia. Anida en las islas Británicas, Europa y Asia incluyendo Japón. Inverna en Europa, norte de África y Asia, llegando hasta las islas Ryukyu. Esta ave es migratoria. En Francia: se mantiene solitaria, usualmente no forma bandadas. La Agachadiza de Amami (Scolopax mira) habita en las islas Ryukyu, al sur de Japón. La Agachadiza Oscura (Scolopax saturata) es endémica de Sumatra y Java. Habita en las selvas en las montañas. Se le registra entre los 1,200 y 2,800 metros de elevación.
La Agachadiza Común (Gallinago gallinago) es natural de las Américas, Europa, África y Asia. Anida en América del Norte, Islandia, otras islas del Atlántico Norte, Europa y Asia. Inverna desde América del Norte hasta América del Sur, islas Británicas, sur de Europa, África hasta el centro del continente y sur de Asia. Algunos llegan hasta las islas de Hawai. La Agachadiza del Himalaya (Gallinago nemoricola) es natural de Asia.
La Aguja de Cola Negra (Limosa limosa) es natural de Europa, África, Asia y Oceanía. Anida en Europa y Asia. Inverna en Europa, África, sur de Asia y Australia, llegando hasta Tasmania. El tamaño y peso es diferente de acuerdo a la subespecie. El peso también varia de acuerdo a la migración. De longitud logra de 36 a 44 cm, incluyendo el pico que mide de 8 a 11 cm. Las alas tienen una extensión de 63 a 74 cm. El peso (subespecie islandica durante el tiempo de anidación) es de 232 a 295 gramos en los machos y 307 a 357 gramos en las hembras. Anida en las deltas fangosas de los ríos. Fuera de la temporada de cría se le ve en los estuarios fangosos, orillas fangosas de los lagos, campos de cultivo y terrenos de pasto inundados cerca de las orillas de los lagos. La Aguja de Mar (Limosa haemastica) es natural de las Américas. Anida al norte de América del Norte. Inverna en América del Sur llegando hasta Tierra del Fuego. Se le ha visto en Nueva Zelanda. Fuera de la temporada de cría se le ve en los estuarios fangosos, campos de cultivo inundados, siembras de arroz, lagunas costeras. No es frecuente en las playas.

De las bibliografías en la familia de aves (Scolopacidae) donde se agrupan las agachadizas o becasinas, agujas, agujetas, zarapitos, archibebes, vuelvepiedras, correlimos, andarríos, playeros, faláropos y combatiente. Esta es una de las familias que se le asignan al orden Charadriiformes. La familia de las gaviotas y gaviotines también se asigna a este orden, se le estiman estar emparentados. La Agachadiza Perdiz (Scolopax rusticola) es natural de Europa, norte de África y sureste de Asia. Anida en las islas Británicas, Europa y Asia incluyendo Japón. Inverna en Europa, norte de África y Asia, llegando hasta las islas Ryukyu. Esta ave es migratoria. En Francia: se mantiene solitaria, usualmente no forma bandadas. La Agachadiza de Amami (Scolopax mira) habita en las islas Ryukyu, al sur de Japón. La Agachadiza Oscura (Scolopax saturata) es endémica de Sumatra y Java. Habita en las selvas en las montañas. Se le registra entre los 1,200 y 2,800 metros de elevación.

La Agachadiza Común (Gallinago gallinago) es natural de las Américas, Europa, África y Asia. Anida en América del Norte, Islandia, otras islas del Atlántico Norte, Europa y Asia. Inverna desde América del Norte hasta América del Sur, islas Británicas, sur de Europa, África hasta el centro del continente y sur de Asia. Algunos llegan hasta las islas de Hawai. La Agachadiza del Himalaya (Gallinago nemoricola) es natural de Asia.

La Aguja de Cola Negra (Limosa limosa) es natural de Europa, África, Asia y Oceanía. Anida en Europa y Asia. Inverna en Europa, África, sur de Asia y Australia, llegando hasta Tasmania. El tamaño y peso es diferente de acuerdo a la subespecie. El peso también varia de acuerdo a la migración. De longitud logra de 36 a 44 cm, incluyendo el pico que mide de 8 a 11 cm. Las alas tienen una extensión de 63 a 74 cm. El peso (subespecie islandica durante el tiempo de anidación) es de 232 a 295 gramos en los machos y 307 a 357 gramos en las hembras. Anida en las deltas fangosas de los ríos. Fuera de la temporada de cría se le ve en los estuarios fangosos, orillas fangosas de los lagos, campos de cultivo y terrenos de pasto inundados cerca de las orillas de los lagos. La Aguja de Mar (Limosa haemastica) es natural de las Américas. Anida al norte de América del Norte. Inverna en América del Sur llegando hasta Tierra del Fuego. Se le ha visto en Nueva Zelanda. Fuera de la temporada de cría se le ve en los estuarios fangosos, campos de cultivo inundados, siembras de arroz, lagunas costeras. No es frecuente en las playas.

Algunos datos de aves que conocemos presentadas bajos el nombre vernáculo de las aves cubanas, o las aves como son llamadas o han sido llamadas en Cuba en el Diccionario de las Aves de Cuba: La Cayama (Mycteria americana) es una cigüeña de plumaje en su mayor parte blanco. Esta especie se estudia en la familia Ciconiidae junto con las otras cigüeñas (También conocido por Tántalo Americano (Mycteria americana) en la familia de las Cigüeñas Ciconiidae en Las Aves del Vuelo en Damisela). La Cayama (Mycteria americana) es natural de las Américas. Su distribución comprende desde los Estados Unidos, de Carolina del Sur a Texas, hasta la Argentina. En Cuba a Mycteria americana se le considera una especie rara, sin embargo, se le clasifica como residente que anida. El American Ornithologists’ Union 1998 la considera “Describe a esta cigüeña como residente en Cuba”. Es posible que algunas que crían en los Estados Unidos invernen en Cuba. En el sur del estado de Florida existe una colonia numerosa y en invierno es notable el aumento de esta ave en toda la península. De acuerdo a Franganillo Balboa, 1941: CAYAMA. - Esta ave gilosa, Mycteria, de pico grueso con la punta encorvada hacia abajo, ostenta un plumaje blanco puro, en general. Vive cerca de las ciénagas. - Agrádale permanecer largas horas posada en los árboles más altos, completamente inmóvil, y el pico apoyado en el pecho. Su alimento consiste en peces, reptiles y crustáceos. Se aprecia muy poco su carne. Longitud, 972 mm.”…

Algunos datos de aves que conocemos presentadas bajos el nombre vernáculo de las aves cubanas, o las aves como son llamadas o han sido llamadas en Cuba en el Diccionario de las Aves de Cuba: La Cayama (Mycteria americana) es una cigüeña de plumaje en su mayor parte blanco. Esta especie se estudia en la familia Ciconiidae junto con las otras cigüeñas (También conocido por Tántalo Americano (Mycteria americana) en la familia de las Cigüeñas Ciconiidae en Las Aves del Vuelo en Damisela). La Cayama (Mycteria americana) es natural de las Américas. Su distribución comprende desde los Estados Unidos, de Carolina del Sur a Texas, hasta la Argentina. En Cuba a Mycteria americana se le considera una especie rara, sin embargo, se le clasifica como residente que anida. El American Ornithologists’ Union 1998 la considera “Describe a esta cigüeña como residente en Cuba”. Es posible que algunas que crían en los Estados Unidos invernen en Cuba. En el sur del estado de Florida existe una colonia numerosa y en invierno es notable el aumento de esta ave en toda la península. De acuerdo a Franganillo Balboa, 1941: CAYAMA. - Esta ave gilosa, Mycteria, de pico grueso con la punta encorvada hacia abajo, ostenta un plumaje blanco puro, en general. Vive cerca de las ciénagas. - Agrádale permanecer largas horas posada en los árboles más altos, completamente inmóvil, y el pico apoyado en el pecho. Su alimento consiste en peces, reptiles y crustáceos. Se aprecia muy poco su carne. Longitud, 972 mm.”…

En las colecciones de aves acuáticas, en regiones donde la temperatura no baja a congelación frecuentemente o por largos períodos de tiempo, es muy visto el Cisne de Cuello Negro (Cygnus melancoryphus), en ocasiones en compañía de sus parientes, el Cisne Negro y el Coscoroba sin demostrar problemas. Cuando no está anidando, nunca le hemos visto demostrar agresividad hacia otras aves más pequeñas. El Cisne de Cuello Negro (Cygnus melancoryphus) es natural de América del Sur. Su distribución comprende desde el sur de Brasil hasta Tierra del Fuego. Algunas poblaciones son migratorias, otras son sedentarias. No existe mucha información con respecto a su desplazamiento de las zonas frías a las cálidas y regreso. La primavera austral da comienzo a la anidación. Las poblaciones al sur, que empiezan un poco más tarde, en agosto ya se encuentran anidando. Normalmente anidan una vez por año, pero es posible que algunas parejas vuelvan anidar si comienzan temprano en la temporada. Como otros cisnes, es muy natural ver a los polluelos del Cisne de Cuello Negro sobre uno de los padres. Se esconden debajo de las alas, de vez en cuando asomando la cabeza. Los adultos permanecen la mayor parte del tiempo en el agua y cuando los chicos desean descansar, o un poquito de calor, se trepan por la parte posterior del padre o la madre. Los dos padres son bien dedicados y le permiten a dos o tres de ellos permanecer bajo sus alas al mismo tiempo. Una vez que son adultos, el plumaje de la cabeza y cuello es negro excepto por una línea blanca a cada lado de la cabeza que corre del pico al centro del ojo y se extiende hacia la parte posterior de la cabeza (por favor vea la foto en la página de la Taxonomía). El resto del plumaje es blanco. La piel facial es roja al igual que la carúncula que le crece sobre el pico, más desarrollada enel macho. Las patas son rosadas de diferentes tonalidades.

En las colecciones de aves acuáticas, en regiones donde la temperatura no baja a congelación frecuentemente o por largos períodos de tiempo, es muy visto el Cisne de Cuello Negro (Cygnus melancoryphus), en ocasiones en compañía de sus parientes, el Cisne Negro y el Coscoroba sin demostrar problemas. Cuando no está anidando, nunca le hemos visto demostrar agresividad hacia otras aves más pequeñas. El Cisne de Cuello Negro (Cygnus melancoryphus) es natural de América del Sur. Su distribución comprende desde el sur de Brasil hasta Tierra del Fuego. Algunas poblaciones son migratorias, otras son sedentarias. No existe mucha información con respecto a su desplazamiento de las zonas frías a las cálidas y regreso. La primavera austral da comienzo a la anidación. Las poblaciones al sur, que empiezan un poco más tarde, en agosto ya se encuentran anidando. Normalmente anidan una vez por año, pero es posible que algunas parejas vuelvan anidar si comienzan temprano en la temporada. Como otros cisnes, es muy natural ver a los polluelos del Cisne de Cuello Negro sobre uno de los padres. Se esconden debajo de las alas, de vez en cuando asomando la cabeza. Los adultos permanecen la mayor parte del tiempo en el agua y cuando los chicos desean descansar, o un poquito de calor, se trepan por la parte posterior del padre o la madre. Los dos padres son bien dedicados y le permiten a dos o tres de ellos permanecer bajo sus alas al mismo tiempo. Una vez que son adultos, el plumaje de la cabeza y cuello es negro excepto por una línea blanca a cada lado de la cabeza que corre del pico al centro del ojo y se extiende hacia la parte posterior de la cabeza (por favor vea la foto en la página de la Taxonomía). El resto del plumaje es blanco. La piel facial es roja al igual que la carúncula que le crece sobre el pico, más desarrollada enel macho. Las patas son rosadas de diferentes tonalidades.

De las ocho especies de pelícanos que existen en nuestros días, el Pelícano Pardo (Pelecanus occidentalis) es el pelícano de menores dimensiones. No es un ave rara, al contrario, en muchos embarcaderos y puertos es sumamente común. No otro animal depende del Pelícano Pardo como sustento. Los polluelos mientras que permanecen en el nido están expuestos a las mismas amenazas que los pichones de otras aves. Una vez que obtienen el tamaño de los adultos el riesgo disminuye considerablemente. Aun así, la sobrevivencia de este pelícano es una continua lucha diaria. En taxonomía, referencia a la bibliografía, de esta especie aparecen cinco subespecies además del Pelícano Peruano (Pelecanus thagus) que se consideraba una subespecie pero ahora se le considera co-especie del Pelícano Pardo (Pelecanus occidentalis). Este pelícano es bien persistente y aparentemente es su propósito eventualmente ser adoptado por el hombre. A pesar de su gran tamaño, fuerte pico y los abusos cometidos por algunas personas, no sabemos ni siquiera de un solo caso donde un miembro de esta especie haya agredido a una persona.

De las ocho especies de pelícanos que existen en nuestros días, el Pelícano Pardo (Pelecanus occidentalis) es el pelícano de menores dimensiones. No es un ave rara, al contrario, en muchos embarcaderos y puertos es sumamente común. No otro animal depende del Pelícano Pardo como sustento. Los polluelos mientras que permanecen en el nido están expuestos a las mismas amenazas que los pichones de otras aves. Una vez que obtienen el tamaño de los adultos el riesgo disminuye considerablemente. Aun así, la sobrevivencia de este pelícano es una continua lucha diaria. En taxonomía, referencia a la bibliografía, de esta especie aparecen cinco subespecies además del Pelícano Peruano (Pelecanus thagus) que se consideraba una subespecie pero ahora se le considera co-especie del Pelícano Pardo (Pelecanus occidentalis). Este pelícano es bien persistente y aparentemente es su propósito eventualmente ser adoptado por el hombre. A pesar de su gran tamaño, fuerte pico y los abusos cometidos por algunas personas, no sabemos ni siquiera de un solo caso donde un miembro de esta especie haya agredido a una persona.

Los patos de río (Tribu Anatini) es el grupo más numeroso en los patos. Este grupo de aves está compuesto de ánades, cercetas, gansos pigmeos, patos y patos cucharas. La Cerceta de Alas Azules (Anas discors) es una de las especies de aves en la tribu Anatini. Otra de las especies es la Cerceta Argentina (Anas versicolor) que es natural de América del Sur. Su distribución comprende la región de los Andes en la Puna en Perú, Bolivia y norte de Chile. Otras poblaciones se encuentran presentes desde el extremo sur del continente hasta el centro de Chile, norte de Argentina, Bolivia, Paraguay, Uruguay y sur de Brasil. Se encuentra presente en las Malvinas. Otra de las expecies es la Cerceta Barcina (Anas flavirostris) natural de América del Sur. Parte de su distribución comprende toda la Argentina y el centro y sur de Chile, también se encuentra presente en las Islas Malvinas. Durante el invierno esta población migra hacia el norte, llegando hasta Uruguay y el sur de Brasil. Otras poblaciones viven en las regiones andinas, desde Venezuela hasta Perú, Bolivia y el norte de Chile.

Los patos de río (Tribu Anatini) es el grupo más numeroso en los patos. Este grupo de aves está compuesto de ánades, cercetas, gansos pigmeos, patos y patos cucharas. La Cerceta de Alas Azules (Anas discors) es una de las especies de aves en la tribu Anatini. Otra de las especies es la Cerceta Argentina (Anas versicolor) que es natural de América del Sur. Su distribución comprende la región de los Andes en la Puna en Perú, Bolivia y norte de Chile. Otras poblaciones se encuentran presentes desde el extremo sur del continente hasta el centro de Chile, norte de Argentina, Bolivia, Paraguay, Uruguay y sur de Brasil. Se encuentra presente en las Malvinas. Otra de las expecies es la Cerceta Barcina (Anas flavirostris) natural de América del Sur. Parte de su distribución comprende toda la Argentina y el centro y sur de Chile, también se encuentra presente en las Islas Malvinas. Durante el invierno esta población migra hacia el norte, llegando hasta Uruguay y el sur de Brasil. Otras poblaciones viven en las regiones andinas, desde Venezuela hasta Perú, Bolivia y el norte de Chile.